Cuando nos enfrentamos a la planificación mensual o semanal de todo el contenido que queremos publicar en nuestras redes sociales, podemos volvernos locos: reels, stories y fotografías para Instagram, actualizar al menos tres veces a la semana Facebook, no olvidarnos de Twitter y, si tenemos LinkedIn, sacarle partido también a esta red profesional. Y es que, ¡no es nada sencillo gestionar tantas publicaciones, con formatos tan diferentes, sin perder por el camino algún copy o creatividad!

Por suerte, existen varias herramientas que nos abren sus brazos para que nos resulte un poco más sencillo no ahogarse en la marea de contenido que se genera a diario.

  • Hootsuite. Tal vez sea el rey de las herramientas de planificación y programación de contenido. Permite gestionar todas nuestras redes sociales desde un mismo panel, elaborar nuevas publicaciones y programarlas para compartirlas simultáneamente en ellas. Además, nos muestra todos los mensajes que llegan a nuestra bandeja de entrada, permite trabajar en campañas publicitarias y conocer las estadísticas para implementar mejoras en nuestra estrategia digital. En definitiva, permite la creación, programación, publicación e interacción con el contenido y nuestra comunidad online. ¿Lo malo? La versión gratuita es bastante limitada.
  • Studio Creator. Te permite gestionar las dos redes sociales más grandes del momento: Instagram y Facebook. Desde Studio Creator podrás gestionar todo lo relacionado con las páginas de Facebook y los perfiles profesionales de Instagram: desde la planificación en calendario de las publicaciones, responder mensajes y comentarios, crear stories, conocer estadísticas que te permitan ganar seguidores o alcanzar tus otros objetivos… ¡Y mucho más!
  • TweetDeck. Si hablamos de Twitter y de planificar nuestros tuits, TweetDeck es para nosotros. Es una plataforma gratuita, sencilla e intuitiva que permite programar contenido en varias cuentas. Incluye un panel con notificaciones, mensajes, actividad, menciones y, además, podemos agregar columnas que muestran diferentes elementos de interés como listas, seguidores o publicaciones programadas. 

Existen muchas más herramientas, aunque tal vez estas tres sean algunas de las más sonadas. De un modo u otro, todas ofrecen una serie de ventajas frente a no utilizar ningún servicio de planificación de contenido. En primer lugar, aunque no hay nada como empaparse del día a día para escribir y crear contenido, es lógico que permitan programar publicaciones, ya que no siempre disponemos de todo el tiempo que nos gustaría dedicarle. Eso sí, que no se nos olvide que lo que publicamos bebe del entorno y de la actualidad en la que vivimos.

Por otro lado, improvisar puede salirnos bien un par de veces, pero si lo que queremos es crear una estrategia a largo plazo en redes sociales debemos sentarnos delante del ordenador y establecer qué publicar con un mes de antelación.

Y, por último pero no menos importante, si a la hora de crear contenido seguimos un criterio y una estrategia facilitada por estas plataformas, la audiencia estará atenta a nuestro perfil. Los humanos somos animales de costumbres y adquirir ciertas rutinas a la hora de consumir publicaciones (bien sea por el tipo de contenido o por el día elegido para publicar) hará que nuestro engagement crezca.

Ahora que ya sabes qué herramientas hay y algunas de sus ventajas, en tus manos está la posibilidad de optimizar tu tiempo y recursos en tu estrategia en plataformas sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario