Promocionarse en buscadores y en display: ¿cómo funcionan?

Promocionarse en buscadores y en display: ¿cómo funcionan?

En los intermedios en la televisión, en una cuña en la radio, en una página en la prensa escrita, un producto colocado estratégicamente en nuestra película favorita, en distintos espacios de la red o quizás en alguna valla gigante cuando atravesamos una carretera  con nuestro vehículo. De manera directa (o no tan directa) cada día estamos expuestos a cientos de mensajes publicitarios que influyen en nuestro comportamiento y decisiones de compra.

Actualmente, uno de los frentes que más se trabaja, por su relativa facilidad y asequibilidad económica, es la promoción en Internet: en redes sociales, buscadores, páginas web, a través de vídeos u otros formatos… Hay casi tantos modos de publicitarse como anuncios. Dos de las formas más populares que adquiere la publicidad en la red son aquella que se nos muestra al hacer una consulta en un buscador y la publicidad de display. En primer lugar, ¿qué es cada una de ellas?

La publicidad de búsqueda, SEM o Search Engine Marketing hace referencia a los anuncios de pago en los distintos buscadores como Google, Bing o Yahoo!. De hecho, estos ofrecen herramientas para publicitarnos en ellos: estamos hablando de Google Ads, Bing Ads y Yahoo! Search Marketing. Por otro lado, el display es el formato de publicidad en la que los anuncios se muestran en banners (desde su forma más sencilla, con imagen y texto, hasta versiones más elaboradas con vídeo o rich media) en páginas web de destino. Además, es una potente herramienta de remarketing, es decir, puede llegar de nuevo a un público que ya ha estado en nuestra web.

Aunque ambas son opciones válidas para publicitarnos, debemos conocer la respuesta a algunas preguntas que nos permitirá conocer cuál de ellas se adapta mejor a nuestros objetivos:

  1. ¿Cómo funcionan? El SEM se basa en las consultas en buscadores. Los negocios pujan por términos clave o keywords para que, cuando un usuario realice una búsqueda con estas palabras, sean los primeros en aparecer en los resultados con su anuncio. El mayor postor no será quien más dinero ofrezca por las palabras, sino que también se valorará la calidad y relación de la publicidad con ellas. En el caso de la publicidad de display, debemos seleccionar el público objetivo al que queremos llegar, de manera que, cuando se cumplan ciertas keywords y se entre en determinadas páginas web, se activará la publicidad.
  2. ¿Cómo se presentan? La publicidad de búsqueda está compuesta únicamente de texto, mientras que la publicidad de display es más gráfica, ya que pueden ser desde composiciones sencillas de texto e imagen hasta elaboraciones de vídeo.
  3. ¿Cuándo aparecen los anuncios? La publicidad en buscadores, tal como indica su nombre, se muestra cuando se realiza una búsqueda activa de un tema, por lo que nuestro anuncio se mostrará cuando esté relacionado con la consulta realizada. Con la publicidad en display sucede lo opuesto, ya que el anuncio de nuestro negocio se mostrará cuando el usuario esté realizando otra acción y no tiene por qué guardar relación con nuestro anuncio. Es así que, si anunciamos nuestro negocio de repostería, este podrá mostrarse cuando un usuario esté navegando en una página web de recetas de bizcocho, pero también cuando se encuentre en una página web de moda, por ejemplo. 
  4. ¿Dónde? La primera puede aparecer en buscadores, pero también en extensiones o servicios de estos como los mapas o tiendas, entre otros. En cuanto a la publicidad de display, aparecen en páginas web si cumplen las palabras clave o temas que hemos señalado (que no tienen por qué estar relacionadas con nuestro negocio) y las visita la audiencia que nos interesa. En todo caso, pueden aparecer en la parte superior, en los laterales, una ventana emergente… Existen muchas posibilidades.
  5. ¿Cuánto cuesta? Un aspecto positivo de la publicidad en buscadores es que se paga por clics. Te asegurarás de que si tu campaña no tiene el éxito deseado, al menos no tendrás pérdidas. Además, también existe la opción de marcar un presupuesto diario. Por otro lado, la publicidad de display se paga por impresiones, y no por clics.

No hay una opción buena ni una mala. Si tienes un presupuesto ajustado, quizás la primera sea lo que mejor se adapte a ti. Por el contrario, si quieres realizar una campaña que entre por los ojos, tal vez necesites de display. Sea como fuere, es importante sopesar ambas posibilidades y escoger la mejor para ti y los objetivos marcados para tu negocio.