A todos nos gusta gustar y quien diga lo contrario miente. En las redes sociales de una marca es especialmente importante resultar atractivos y del agrado de la audiencia para hacernos un hueco en el corazón de nuestro público y, a través de ellos, tener un pequeño gran escaparate para nuestro negocio.

Este “pequeño escaparate” ofrecido por nuestra audiencia encaja en la definición de lo que se conoce como medios ganados o earned media. Estos son las plataformas o espacios en los que conseguimos tener presencia, de modo que mejoramos nuestra visibilidad, pero que no nos pertenecen. Entre ellos podemos mencionar, por ejemplo, los posts o tuits de usuarios o influencers, valoraciones o reviews de alguno de nuestros productos o servicios, comentarios o referencias a nuestra marca, enlaces a contenidos de la web, compartir stories nuestras en sus cuentas, etc.

Al contrario, nuestros medios se denominan medios propios y son aquellos sobre los que tenemos el control absoluto. Así pues, nos encontramos con la web y/o blog, las diferentes redes sociales en las que publicamos y también el email, en especial, cuando hablamos del envío de newsletters.

Y, en tercer lugar, nos encontramos con los medios pagados. En este lado de la balanza se encuentran las campañas de anuncios en Facebook o las colaboraciones con creadores de contenido, entre otros. Requieren de una inversión de dinero y, en general, se consiguen resultados de una manera más rápida.

Los medios ganados, a diferencia de los otros dos, no podemos controlar el mensaje que se emite sobre nosotros, nuestros productos o nuestros servicios, puesto que es el contenido que genera nuestra comunidad online sobre nosotros, a raíz de nuestro comportamiento.

Entonces, ¿cuáles son las principales ventajas de haber robado unos cuantos corazones a nuestra comunidad digital? ¡Muy fácil!

  • Aumenta tu credibilidad. Unas palabras amables de un cliente satisfecho o una review de una persona que no esté directamente vinculada con tu marca es muy valiosa, ya que aporta credibilidad, confianza y, en última instancia, atrae a nuevos consumidores.
  • Viralidad. Los medios ganados tienen la posibilidad de ser virales entre los usuarios de la red, lo que puede llevar a una mejora de las ventas, visitas o demás objetivos marcados en nuestra estrategia.
  • Gratuitos. Aunque no están bajo nuestro control, tienen como ventaja que son rentables para nuestro bolsillo, ya que esas publicaciones salen de manera “altruista” de los usuarios de las diferentes plataformas sociales.

Por otra banda, estos medios tienen algún que otro aspecto negativo derivado de no poder controlar la información o contenido que se emite a través de medios ganados: de igual modo que pueden hablar bien sobre nosotros, también pueden emitir opiniones negativas que deberemos saber afrontar correctamente. 

No existe una opción más válida que otra. Los medios propios, pagados y ganados llevan todos a un mismo lugar: alcanzar nuestros objetivos en redes sociales. Ahora, lo que nos llevará a utilizar o preferir unos u otros formatos será el esfuerzo, tiempo o dinero que queramos invertir en ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario