Los vlogs, equivalente al blog pero en formato vídeo. ¿En qué consiste?

Los vlogs, equivalente al blog pero en formato vídeo. ¿En qué consiste?

Desde Actualizados Comunicación hemos hablado en cantidad de ocasiones sobre la relevancia y el peso que está adquiriendo el vídeo en el mundo digital. Su capacidad para atraer adeptos y generar interés en el contenido lo convierte en un método audiovisual cada vez más recurrente a la hora de que una marca genere contenido. En este contexto, cobre peso el video-blog o también llamado vlog.

El vídeo blog consiste en una especie de blog pero en formato vídeo. Las publicaciones contienen principalmente vídeos, ya sean creados por el autor o no, aunque no se descartan otros elementos como el texto y las imágenes. En el ámbito de la comunicación y la publicidad, este formato se está viendo como una salida al típico blog, ofreciendo así a los consumidores nuevas dinámicas comunicativas. A través del vídeo, se puede captar mejor al cliente y convencerlo de manera más firme y directa de que tu producto o servicio puede interesarle.

Existen varias formas de utilizar esta nueva herramienta para tu empresa. A continuación os expondremos varios ejemplos:

  • Contenido publicitario en Youtube: La plataforma Youtube permite crear anuncios audiovisuales antes de que empiece el vídeo que queremos ver. Son vídeos cortos en los que puedes anunciar tu marca.
  • Contenido en un portal propio: Puedes generar contenido en formato vídeo (vlog) para tu web, por ejemplo. Ofrecer una sección donde haya vídeos útiles para tus usuarios.
  • Contenido en un canal de Youtube: Puedes generar un canal de Youtube para tu marca y subir en él contenido audiovisual. Vídeos en los que enseñes tus productos, que des trucos de como utilizarlos, etc.

En síntesis, los vídeo blogs deben ser piezas audiovisuales de poca duración, que enganchen al usuario y sea un contenido útil para él. No se trata de un anuncio televisivo, sino de un vídeo que le ayudará a hacer su vida más fácil.