El 5 de agosto de 2020 Instagram presentó “una forma de crear y descubrir vídeos cortos y divertidos”. A modo de alternativa -o imitación- a Tik Tok, la compañía introdujo en nuestras vidas los ya archiconocidos Reels, que se presentan a día de hoy como una forma muy potente de aumentar nuestra presencia en la red de manera orgánica.

Para los que todavía andan despistados con esto de los Reels, ¿qué son? El término se refiere al conjunto de clips de vídeo de una extensión no superior a los 30 segundos, en el que se combina la música y el audio, el humor, diferentes efectos y herramientas creativas facilitadas por la aplicación. Además, se juega con la ventaja de que se pueden compartir desde diferentes puntos: en la pestaña de Reels de nuestro feed, en la cuadrícula del propio perfil, en stories e incluso en la sección de “Explorar” si es un perfil público, pudiendo llegar a una comunidad mucho más amplia.

Precisamente, el gran alcance que tienen los Instagram Reels los convierte en un imán para que creadores de contenido y community managers inviertan horas en la creación de estas pequeñas piezas audiovisuales. Y, si al hecho de que es una función todavía muy nueva le sumamos que Instagram quiere quitarle el trono a Tik Tok, obtenemos como resultado la flexibilización del algoritmo de alcance orgánico. O lo que es lo mismo: la red social quiere que usemos esta funcionalidad, por lo que hace que nuestros vídeos tengan mucho más alcance y nos enganchen tanto como creadores como consumidores.

¿Cómo crear un Reels?

En nuestro perfil o en la página principal, pulsando la pestaña “+”, encontraremos la opción para iniciar la grabación de nuestro Reels. Se mostrarán diferentes herramientas creativas y de edición de vídeo como el audio, en el que se puede buscar canciones o utilizar nuestro propio audio (que podrá ser utilizado posteriormente por otros usuarios); efectos de nuestra biblioteca de filtros, que también utilizamos para nuestras stories; temporizador y cuenta regresiva, para grabarnos en manos libres; alineación, muy utilizado para alinear objetos, gestos o personas entre los diferentes clips que compondrán nuestro reel (de aquí salen las famosas transiciones); el layout de vídeo, en el que podremos dividir nuestra pantalla en dos o tres pantallas horizontales o verticales; o la velocidad, para jugar con la aceleración o ralentí, tanto del vídeo como del audio. 

Además, no solo podremos preparar nuestro Reels desde la propia aplicación, sino que tendremos la posibilidad de subir nuestros propios vídeos desde la galería y editarlos posteriormente.

Consejos para mejorar el alcance

Entonces, ¿cómo podemos hacer para llegar a un público más amplio utilizando los Reels? Aunque el algoritmo de Instagram puede ser un misterio para sus usuarios, hay ciertos gestos que mejorarán nuestro alcance:

  • Graba varios clips. Si estás dudando entre grabar un solo clip de treinta segundos frente a varios clips pero más breves, escoge la segunda opción. El algoritmo te favorecerá por ello. Además, te recomendamos que le añadas subtítulos o texto, aunque no demasiado, y que experimentes con los diferentes efectos y velocidades. 

 

  • Diferentes fuentes de audio. Cuando comiences a indagar sobre las aplicaciones de esta nueva herramienta, pronto te darás cuenta de que hay una enorme biblioteca de música con la que trabajar. Si utilizas los últimos hits o canciones de éxito, serás más visible. Asimismo, aplica los audios originales de los Reels de otros usuarios (ellos podrán hacer lo mismo con los tuyos) que sean trending, lo serás todavía más.

 

  • De principio a fin. Llama la atención en los tres primeros segundos y consigue que vean el vídeo hasta el final.

 

  • Hashtags relevantes y relacionados. Ya finalizado tu proceso de creación y edición de vídeo, toca subirlo. Tendrás que poner una descripción atractiva y con hashtags. Estos últimos deben ser pocos, de calidad y estar relacionados con el contenido para que el algoritmo no te penalice. 

 

  • Elige una imagen de portada, comparte en cuadrícula e stories. Cuando estés finalizando el proceso y te animes a publicarlo, te aparecerá la opción de cambiar la foto de portada: hazlo y asegúrate de que, si decides compartirlo también en tu perfil, encaje con la estética del mismo. 

En definitiva, lo que se puede sacar en claro de Reels es que premian la originalidad, utilizar todas las herramientas creativas y hacerse lugar en las tendencias. De hecho, compartir vídeos con el logo de Tik Tok penaliza y hace que nos mostremos menos en “Explorar”. De un modo u otro, lo que pretenden es encandilar a creadores con el gancho de un mayor alcance y a usuarios con una mayor diversidad y creatividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario