Estamos familiarizados con la inteligencia artificial en sus diferentes expresiones y algunos de los ejemplos más cercanos y cotidianos son los asistentes de voz como Siri o Alexa, chatbots de atención al cliente que conversan con los usuarios, predicciones de búsqueda en Google, recomendaciones de producto en Amazon o listas de reproducción de Spotify creadas y adaptadas a nuestros gustos y preferencias. Utilizamos a diario la IA, especialmente a través de nuestros teléfonos móviles, pero ahora se están explotando otras facetas que permiten “revivir” seres queridos.

Ya lo hemos visto en la campaña Con Mucho Acento de Cruzcampo, en la que Lola Flores reaparece para abrazar nuestras raíces, abandonado todo tipo de estigmas y apoyando la diversidad cultural. Para darle vida al emotivo mensaje de la Faraona ha sido necesaria la utilización de inteligencia artificial (IA), 5.000 imágenes de la artista, asesoramiento y voz de sus hijas, Lolita y Rosario Flores, y muchas horas de composición y postproducción.

Este proceso se denomina deepfake (“deep”, conocimiento profundo de la IA y “fake”, falso) y consigue vídeos animados del rostro de una persona de manera artificial. Las herramientas de IA generan algoritmos denominados “redes generativas antagónicas” que extraen gestos y facciones de imagenes. Estos, se superponen a un vídeo modelo de otro rostro, figurando así diferentes muecas y movimientos. Por ello, no solo es un proceso de tratamiento de imágenes, sino también una técnica sofisticada de creación de noticias falsas, a fin de cuentas, una imagen vale más que mil palabras.

Recientemente, la empresa israelí MyHeritage se ha encargado de popularizar esta tecnología. Fue fundada por Gilad Japhet en 2003 con el propósito de hacernos conectar con nuestras raíces y desde entonces no ha cesado de crecer. Comenzó como una plataforma online para construir árboles genealógicos y, más tarde, añadieron servicios innovadores como pruebas de ADN para conocer nuestro desglose étnico. Ahora, es el turno de su Deep Nostalgia, que anima fotografías o ilustraciones de nuestros antepasados.  

El procedimiento es sencillo y está al alcance de cualquier usuario de Internet. Tan solo debemos registrarnos en su página, cargar una fotografía de nuestra elección y esperar menos de medio minuto. Deep Nostalgia generará un pequeño vídeo de gestos que podrás descargar y compartir.

Fuente: Deep Nostalgia de My Heritage

En su web nos explican cómo se da vida a las imágenes de nuestros seres queridos. La fotografía que subimos se combina con un vídeo guía de un rostro que realiza una secuencia fija de movimientos y gestos (sonreír, parpadear y girar la cabeza). Deep Nostalgia superpone ambos elementos, hasta crear un vídeo de nuestro familiar realizando los gestos del rostro guía.

Aunque esta aplicación está movida por la nostalgia, el deepfake se ha utilizado en múltiples ocasiones con fines menos honestos, como el empleo de rostros de actrices con fama internacional en vídeos de la industria pornográfica o la falsificación de discursos de líderes políticos. Cada avance tecnológico trae consigo implicaciones éticas y, lo que antes requería equipos profesionales, ahora se puede realizar con facilidad a través de una aplicación para nuestros smartphones. En nuestras manos está hacer un uso y consumo responsable, sin engaños ni manipulaciones, de este tipo de herramientas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario