Festejar toda ocasión que se nos brinda es intrínseco a los humanos. No hay más que percatarse de que hay días para todo y de todo. Todavía no hemos eliminado el olor a fritanga de nuestros fogones tras cocinar en el Día Internacional de la Croqueta y ya estamos pensando en el maratón de películas y series con palomitas para el Día del Orgullo Zombie (sí, existe, y es el jueves de la próxima semana). Como no podía ser de otro modo, los community managers (CM) y los publicistas también celebran su día y, casualmente, este año confluyen en la misma fecha.

Aunque es una profesión -relativamente- nueva, se ha ganado su espacio no solo en redes sociales, sino también en nuestros calendarios desde ya hace once años. El Día Internacional del Community Manager se celebra el cuarto lunes de enero, tras el artículo publicado por el experto y analista web Jeremiah Owyang sobre la importancia de apreciar esta figura profesional. Por su lado, el Día de la Publicidad ya ha alcanzado la edad adulta. A modo de mofa, aunque sin dejar de lado la reivindicación de la figura del publicista, la fecha se fijó en la década de los 90, cuando la agencia de publicidad Peanuts&Monkeys creó la figura de San Publicito. Antes de rendir culto a este “santo”, la publicidad veneraba a San Pablo y, por ello, se mantiene la fecha en el 25 de enero.

A día de hoy, la gestión de redes sociales y la publicidad son dos elementos básicos para dar visibilidad a un negocio. La primera, nace en la red de la necesidad de aprovechar y organizar las comunidades online que se originan alrededor de una marca, temática o tendencia. La segunda, cuenta con acciones y estrategias que pueden englobar también la gestión de redes sociales.

Tanto CM como un publicista funcionan como puente o punto de contacto entre una marca y la audiencia a la que se dirige (consumidores, proveedores, prensa, etc.). Por ello, disponen de unas buenas habilidades de comunicación, tanto a nivel escrito como oral. Al tener un papel de mediador, también deben ser capaces de solucionar posibles problemas, siempre con grandes dosis de empatía. Y sobra decir que, la creatividad y el gusto por las redes sociales van de la mano, ya que en un trabajo donde hay creatividad y pasión siempre se consiguen buenos resultados. Al tratarse de profesiones multidisciplinares es lógico que se encuentren similitudes entre ambas pero, ¿cuáles son las competencias y funciones específicas de cada una?

  • Publicista o relaciones públicas. Se encarga de mantener la imagen de una marca, obtener publicidad y difundir información (redacción de notas de prensa o comunicados, organización de ruedas o reuniones con los medios, entrevistas…) relevante a la prensa, clientes u otros contactos. Planifica, diseña y gestiona campañas publicitarias y, además, analiza la eficacia de las mismas. El publicista también debe contar con las herramientas necesarias para la organización de eventos, ruedas de prensa o entrevistas. 
  • Community manager o gestor de redes sociales. También se encarga de mantener la imagen de un negocio y de difundir información relevante, pero en un nicho más específico: Internet y sus redes sociales. Al igual que el primero, planifica, diseña y gestiona campañas publicitarias,pero estas serán a través de herramientas digitales como Google Ads o Facebook Ads. Además, para analizar los resultados de las mismas, dispondrá de herramientas de analítica web. En conclusión, el community management bebe mucho de la publicidad, sin embargo, mientras el primero encuentra su marco de actuación en las redes sociales y su medio de trabajo son las herramientas 2.0 o digitales, el segundo se mueve también en el ámbito analógico o físico.

Además, es importante salientar que ambas se nutren del “ruido social”. Es decir, saben aprovechar los temas que están en boca de todos y los días internacionales pueden ser uno de ellos. Al fin y al cabo, su uso no deja de ser una buena estrategia de marketing: buscan conseguir una reacción en el público, bien sea cocinar croquetas, buscar un regalo para San Valentín en tu tienda online favorita, hacer una publicación en Facebook de tu Top 10 de películas de zombies o utilizar el hashtag #CMDay en Twitter. 

En esencia, hoy es el día para ponerle cara a quien no suele mostrarla, a ese profesional que está detrás de cada texto y de cada imagen que se comparte en redes sociales o campañas publicitarias y que trata de hacer que cada marca sea un poco más memorable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario