Sí, todavía quedan perfiles de Facebook que deberían ser páginas. Descubre cómo convertirlos.

Sí, todavía quedan perfiles de Facebook que deberían ser páginas. Descubre cómo convertirlos.

A la hora de gestionar la presencia online de un negocio es habitual encontrarse con numerosas dudas sobre el tipo de identidades de una empresa en canales como Facebook, las prácticas más recomendadas o aquellos errores que deben evitarse. En este sentido, desde la agencia de marketing digital Actualizados Comunicación queremos centrarnos hoy en una pregunta que nos realizan con frecuencia. ¿Por qué debo convertir mi perfil en una página de Facebook?

A este respecto, la propia red social indica que:

“Usar tu perfil para representar algo que no sea tu persona (por ejemplo, tu empresa) infringe las Condiciones de Facebook y podrías perder de forma permanente el acceso a él, a menos que lo conviertas en una página”

Por otra parte, usar una página te aportará muchos beneficios, que Facebook detalla del siguiente modo:

  • Las páginas están diseñadas para los negocios y organizaciones, por lo que poseen funciones que te ayudan a conectarte con clientes y alcanzar tus objetivos.
  • Tendrás acceso a las estadísticas de la página, donde podrás ver resultados como las publicaciones con más interacciones y los datos demográficos, como la edad y la ubicación, de los visitantes.
  • Con los roles de página puedes dar acceso a otras personas para que editen tu página.
  • Puedes crear anuncios y promocionar publicaciones.

Por tanto, se trata del tipo de presencia más recomendable si lo que deseas es mostrar tu actividad empresarial y acercarte a tu público objetivo.