Sí, en tu negocio una imagen también vale más que mil palabras

Sí, en tu negocio una imagen también vale más que mil palabras

Lo habrás oído miles de veces. Una imagen vale más que mil palabras. La máxima se repite con frecuencia y, en ciertos campos, se hace palpable. Imagina si no por un momento un periódico sin fotografías. O un programa televisivo en el que el texto se emitiese impreso sobre un fondo neutro. ¿De verdad crees que los mensajes que se transmiten por cada uno de estos canales tendrían la misma influencia en ti?

Lo cierto es que seguramente no. Numerosos estudios han demostrado, a lo largo del tiempo, el poder de la imagen. Primero en su formato analógico y posteriormente en el digital. Nos quedamos con aquello que, de modo rápido, nos aporta la mayor cantidad de información posible. Y, en este punto, contra una imagen poquísimas palabras podrían estar en posición de competir.

Si esto ocurre en tu día a día, imagínate en el caso de tu empresa. Todo negocio genera, en la mente del receptor, una cierta imagen. El objetivo de todos es que esa imagen que el destinatario y potencial cliente se crea sea lo más similar posible a la que a la entidad en cuestión desea transmitir. Para conseguirlo, en el contexto actual hay un factor primordial: la fotografía de producto y empresa. Ofrezcas servicios o vendas productos en el ámbito offline o en el online, necesitas que las imágenes de tu negocio transmitan las cualidades del mismo de un modo profesional. Pero, además, estas instantáneas tienden cada vez más a la personalización y la emotividad. ¿La razón? Lo que te decíamos, que una imagen es capaz de transmitir más que mil palabras juntas.

En definitiva, si tienes claro que tu empresa se merece un “book” fotográfico a su medida, te escuchamos. ¡Nuestro servicio de fotografía profesional te ayudará a condensar, en un plano, cientos de palabras que de otro modo jamás se harían oír!