Público objetivo. Este concepto es uno de los primeros que todo publicista aprende nada más pisar la facultad. No es para menos. Su mensaje se dirige a alguien. Y es precisamente el ser capaz de determinar quien es ese alguien lo que acabará por decidir si una campaña alcanza el éxito o cruza la línea del fracaso. Décadas después, en la era del marketing digital y el social media– el también denominado “target” sigue siendo la base, en publicidad y en toda comunicación empresarial.

¿Ahora bien, cómo definir al público de este mensaje cuando este destinatario -en su calidad de cliente- responde cada vez menos a las características de una masa con muchos aspectos en común y cada vez más a un usuario individual con comportamientos y actitudes diferenciadas de todos los demás? La gestión de redes sociales que llevamos a cabo en Actualizados Comunicación nos ayuda, una vez más, a acercarnos a la respuesta: a través de campañas publicitarias optimizadas en Facebook Ads.

En primer lugar, ¿por qué Facebook y no otra red social? Por dos razones fundamentales. La inicial, el volumen más amplio de público se encuentra en ella. La segunda, su plataforma publicitaria evoluciona por momentos y ofrece, cada vez, más posibilidades. Esto no quiere decir que toda empresa encuentre su público en Facebook, cierto es que en función de los casos este puede encontrarse con más definición en otra red social. Pero, por norma general, las campañas en Facebook resultan exitosas en todos los sectores.

Y para entenderlo debemos volver al principio. Al público objetivo. A través de Facebook Ads somos capaces de segmentar al destinatario de nuestro mensaje hasta el máximo nivel: ¿te interesa comunicar algo a directivos de empresas de más de 150 empleados que residan en un radio de 50 kilómetros? Podrás hacerlo. Y así como prácticamente la totalidad de casos que se presenten.

¿Quieres probarlo?

Dejar un comentario