Carta a los Reyes Magos: qué pedimos los gestores de redes sociales

Carta a los Reyes Magos: qué pedimos los gestores de redes sociales

Melchor, Gaspar y Baltasar se encuentran, en estos momentos, inmersos en la lectura de los centenares de cartas que ilusionados de todo el mundo les hacen llegar hasta Oriente. Unas misivas que, concienzudamente, los gestores de redes sociales también hemos escrito con la esperanza de que sus majestades nos escuchen y cumplan con nuestros deseos. Ahí van los de Actualizados Comunicación:

  1. Que desaparezca, de la faz de la tierra, el sobrinismo, cuñadismo o cualquier familiarismo que huela a intrusismo. Nos explicamos. A lo largo de nuestra trayectoria, nos hemos encontrado multitud de pequeños y medianos empresarios que no necesitan gestores de cuentas porque ya tienen a un sobrino-primo-hijo-cuñado que pueda hacerlo. Lo sentimos pero no, no saben.
  2. Que se acabe, de una vez y por todas, la confusión entre profesiones. No todo el que maneja un ordenador es informático. Del mismo modo que no todo con un ordenador puede hacerlo un informático. A cada cual, lo suyo. Y el contenido es nuestro, de los profesionales de contenido digital.
  3. Que los grandes de las redes sociales nos escuchen:
    1. Instagram, amigo, ¿cuándo nos dejarás gestionar más de cinco cuentas de redes sociales distintas desde un mismo dispositivo y sin pago previo?
    2. Twitter, hace años que nos conocemos y todavía no nos permites una equivocación. ¿No has escuchado eso de que errar es de sabios? ¡Queremos un botón de «editar» ya!
    3. Facebook, lo sabemos, cada vez tu pasarela de anuncios es más y más poderosa. En un alarde de bondad, ¿podrías consentirnos un poquito más en la incorporación de texto a nuestros diseños? Venga, ¡qué el actual 20% no es nada!
    4. Google: tu algoritmo nos trae de cabeza pero claro, tú hace tiempo que lo sabes, ¡nos tienes más que vigilados!

Y con esto, si nos lo traéis, nos damos por conformes. Gracias, Reyes Magos.

 

P.D. Hemos sido realmente buenos. Cruzamos los dedos.